Nuestra obra surge a partir de materiales pobres y aparentemente inservibles. Pretende explorar las posibilidades de elementos desechados provenientes del mundo que nos rodea, fuente de cosas y formas que están más allá de nuestra percepción y que de forma escultórica brindan un potencial de nuevas representaciones y significados, reflexiones y lenguajes contemporáneos.

Con el objetivo de desarrollar experiencias transformadoras capaces de generar emoción a través de la pureza y de la intimidad de materiales procedentes de nuestro medio, rechazados por su valor o calidad, son el ejemplo de la diversidad y del dinamismo tras la voluntad de recuperación. En definitiva, materias primas encontradas y abandonadas que esconden singularidades y belleza. Se altera su estado natural para reivindicar una segunda, tercera o cuarta oportunidad, hierros, hojalatas, restos de construcciones de cemento, maderas de vidas pasadas, atestiguan el paso del tiempo y muestran la huella de una existencia anterior, grafismos que enriquecen la obra de carácter austero y nada pretencioso ni grandilocuente.

firma toni.jpg