Materias rescatadas I
Materias rescatadas I

Hojalata, cemento y pigmento natural 18 x 8 cm 2018

Materias rescatadas II
Materias rescatadas II

Hojalata, cemento y pigmento natural 23 x 8 cm 2018

Materias rescatadas VI
Materias rescatadas VI

Hojalata, cemento y pigmento natural 33 x 8 x 8 cm 2019

Materias rescatadas I
Materias rescatadas I

Hojalata, cemento y pigmento natural 18 x 8 cm 2018

1/8

 

Materias rescatadas

Nuestra tendencia informalista, imbuida directamente de obras de grandes artistas de la generación abstracta de los 50 y 60, que han situado a Cuenca, nuestra tierra, en el mapa como un icono del arte abstracto con el Museo de Arte Abstracto Español, queda reflejada en nuestra forma de crear, tanto en el uso de los materiales como en la forma de trabajarlos.

 

Desde siempre, nos hemos sentido especialmente atraídos por materiales de escaso valor para el resto de personas que nos circundaba. Apreciamos y valoramos materias primas que se encuentran al alcance de la mano de cualquiera, rehuyendo de productos manufacturados, pinturas enlatadas, herramientas compradas y carísimas, en definitiva, todo aquello que venden en cualquier tienda de bellas artes y que ofrecen un resultado similar a casi todo aquél que lo adquiere y aplica.

 

La esencia de nuestro trabajo, se basa en la búsqueda de un lenguaje artístico infraordinario, nacido del uso de materiales discretos, carentes de aprecio y de una segunda oportunidad. Estos elementos nos sirven tanto para la hora de crear esculturas, como para pintar o dibujar. Y es que, ver la belleza en aquello que para la mayoría de la sociedad no la tiene, acaba teniendo un sentido.

 

No considero este acto un proceso de reciclaje en sí, sino más bien, un acto de transformación o evolución de aquello por lo que se ha podido llegar a perder el interés. Cuando encontramos un material que llama nuestra atención, un objeto atractivo, bien sea por la forma, por la composición o el tamaño, nos lo imaginamos evolucionado aplicándole ciertas tratamientos, técnicas artísticas y conocimientos adquiridos a lo largo de nuestra carrera profesional. El ensablaje, el folding, las veladuras, los lavados, el collage y otras muchas técnicas nos ofrecen poder transmutar aquello sin aparentemente valor, en un diamante en bruto. Simplemente hay que saber dialogar con el material y redirigirlo hacia composiciones limpias y sencillas, humildes, nada pretenciosas, en nuestro caso.